Tras el salto cualitativo que en el ámbito del transporte militar representa el A400M, el resto de las capacidades futuras del Ejército del Aire tienen que materializarse mediante la obtención de nuevos sistemas, tanto plataformas de combate y entrenamiento, como de repostaje en vuelo, vigilancia etc. En este momento están en marcha una serie de iniciativas, en Europa y también locales en España, para la obtención de, al menos, algunas de dichas capacidades.

El pasado día 17 de junio de 2019, la Ministra de Defensa de España, Margarita Robles, firmó en París junto con sus colegas de Francia y Alemania, Florence Parly y Ursula von der Lyen, la adhesión de España al Programa del Futuro Sistema Aéreo de Combate Europeo (Future Combat Air System – FCAS). Este se prevé que sea el gran programa militar aeronáutico europeo de los próximos años, incluso de las próximas décadas, como en su momento lo fue el Eurofighter. El concepto global que se plantea para el FCAS sería el de un sistema de sistemas que integraría tanto plataformas aéreas tripuladas como no tripuladas, además de conectividad con sistemas terrestres, marítimos y espaciales. Ello exige el desarrollo de lo que se ha denominado un Sistema de Armas de Nueva Generación (Next Generation Weapon System – NGWS).

La visión completa del FCAS incluye también sistemas hoy existentes en fase de producción (que previsiblemente habrán de ser modernizados para garantizar los niveles de interoperabilidad que asume el concepto FCAS), y la operación conjunta con otras fuerzas aliadas. El FCAS/NGWS no es el único programa aeronáutico en el horizonte cercano, a otra escala también está en desarrollo el avión remotamente tripulado EuroMale y que, cuando esté disponible hacia el año 2026, en España complementará a la solución interina representada por el Reaper de la empresa norteamericana General Atomics de reciente adquisición y que en breve se entregará para su operación al Ejército del Aire.

También se está considerando la modernización del Eurofighter, lo que se ha denominado el Enhanced Eurofighter. De manera más local, dentro de España se plantea la producción de un nuevo entrenador aeronáutico ITS (Integrated Training System) que sustituya a los históricos Casa C-101 y Northrop F-5M que ya están en el final de su vida útil, para que cubra las etapas de formación básica y avanzada de los pilotos militares. Resulta evidente que todas las iniciativas previamente apuntadas representan importantes oportunidades para el sector aeronáutico, en particular para el sector aeronáutico andaluz, uno de los más desarrollados dentro de España.

El objeto de la presente jornada, organizada por el Ejército del Aire en colaboración con Fundación Círculo de Tecnologías para la Defensa y la Seguridad, es reflexionar sobre cuáles deben ser las capacidades futuras del Ejército del Aire y porqué, desde el punto de vista industrial, es necesaria una cooperación estratégica dentro del sector para alcanzar con éxito los objetivos que se plantean. La Jornada cuenta con la colaboración de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía en el marco del proyecto AERIS, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional con cargo al programa de Cooperación Transfronteriza INTERREG V-A España– Portugal 2014-2020 (POCTEP).

PROGRAMA COMPLETO