La ciberseguridad es un elemento esencial en los procesos de transformación digital que está afectando a todos los sectores económicos y, quizá también, uno de los talones de Aquiles de la próxima revolución digital. En el año 2012 la Comisión Europea ya definió un plan de acción en el que se identificaba como acción clave “Superar la fragmentación del mercado a través de: la creación de estándares europeos o estándares internacionales, la armonización de la certificación de la UE o deprocedimientos de evaluación de la conformidad, para las tecnologías de seguridad y una mejor explotación de las sinergias entre tecnologías de seguridad y de defensa”.

En abril de 2019 entró en vigor el marco europeo de certificación de productos, procesos y servicios de ciberseguridad. Dos años después, estamos aún tratando de salir de una pandemia que ha producido un aumento exponencial del uso de las tecnologías digitales y las necesidades de conectividad, demostrando que, en los próximos años, el despliegue acelerado de las redes 5G y las técnicas de Inteligencia Artificial, entre otras tecnologías, serán vectores de cambio social y mejora de la calidad de vida de todos nosotros. Sin embargo, también incrementarán la vulnerabilidad de instituciones, organizaciones y personas a los ciberataques.
En este contexto, el Parlamento Europeo ha incrementado los mecanismos de cooperación entre los estados miembros en los asuntos de ciberseguridad y ha reforzado el papel de la Agencia Europea de Ciberseguridad (ENISA), que contará con más medios, económicos y de personal.

Entre otros esta Agencia tiene encomendadas las tareas de:
• Controlar permanentemente los avances de normalización y recomendar unas especificaciones técnicas.
• Evaluar los esquemas europeos de certificación de la ciberseguridad
• Preparar propuestas de esquemas europeos de certificación de la ciberseguridad
Por otro lado, la Comisión Europea está considerando la posibilidad de que este marco de certificación, hasta ahora voluntario, sea obligatorio a partir del año 2023, lo que implicará que las actividades de certificación en el ámbito del ciberespacio, además de garantizar la seguridad de las redes y los sistemas de información, constituirán una oportunidad para las empresas en los próximos años.

La Fundación Círculo de Tecnologías para la Defensa y la Seguridad le invita a unirse a esta jornada en la que, con formato de videoconferencias, representantes de los agentes implicados analizarán y debatirán sobre los aspectos más significativos de un tema esencial para la transformación digital de nuestro país.